Después del tratamiento su piel puede quedar con un eritema parecido al que experimenta tras la exposición solar, que suele durar horas pero puede quedar levemente durante 1 – 2 días, sobre todo en pieles con gran densidad de pelo. Los abones que aparecen inmediatamente después de la aplicación desaparecerán en unos minutos. Aparecerán pequeñas costritas puntiformes alrededor de la entrada en la epidermis de los folículos pilosos que desaparecerán en la primera semana. La piel debe de tenerla muy bien hidratada, para lo cual utilizará su crema hidratante habitual.


CLMT recomienda utilizar una de aloe de vera natural. Durante y después de las sesiones, se le aplicará aloe de vera en las zonas tratadas. Deberá ducharse al llegar a su casa, preferentemente con agua tibia o fría (para no calentar su piel más). No realizará ningún deporte o actividad que origina sudor durante las siguientes 24 horas. Tampoco se recomienda baños en el mar hasta pasados 24-48 horas.


NO TOMAR el sol durante la primera semana, y utilizar después un protector superior al 50 en las zonas tratadas (tanto para evitar cambios en la pigmentación, como para proteger la zona para las siguientes sesiones).


En caso de quemadura ó infección se extremaran estas medidas y es posible que se tenga que utilizar una crema antibiótica durante 3 – 4 días (Bactroban – Fucidine). En el caso de la cara de un hombre (barba, bigote) en las primeras sesiones la cantidad de folículos pilosos es tal, que a los 48-72 horas aparecerá una foliculitis. Se la deberá tratar con una crema antibiótica como las mencionadas anteriormente y NO DEBERA rasurarse el pelo en las primeras 48 horas. En el caso de la Axila, no deberá utilizar desodorante hasta el día siguiente, y éste no deberá contener alcohol.


El pelo “muerto” será expulsado en los siguientes días y luego se caerá solo. Normalmente esto ocurrirá entre el 7º -14º día en la cara y por encima de la 2ª semana en el resto del cuerpo. No se preocupe si lo ve más negro y ancho, es normal ya que se trata de un pelo quemado por el láser.